martes, 29 de septiembre de 2020

Dia del Arma de Comunicaciones

 Es el arma de apoyo de combate organizada, equipada e instruida para proporcionar apoyo de teleinformática, facilitando la conducción de los elementos propios, y dificultando la conducción enemiga, en cualquier tiempo y lugar, mediante: el establecimiento, operación y mantenimiento del sistema único de comunicaciones de la Fuerza, conformado por los siguientes subsistemas y la elaboración de órdenes, procedimientos y normas que permitan el funcionamiento coordinado de todos los subsistemas, incluyendo la explotación del espectro electromagnético por parte de los sistemas de telecomunicaciones, sistemas de armas, operaciones MAE y CME y de toda otra forma de comunicaciones especiales (no comunicaciones).El apoyo de teleinformática se brindará sobre la base del establecimiento de un sistema que posibilite y asegure al comandante de una fuerza: unidad de mando y libertad de acción en la conducción, rapidez y fidelidad en la transmisión de la información. La aplicación de modernos sistemas permite transferir datos a los distintos niveles de conducción militar en forma rápida y absolutamente confiable.

Del porque...

San Gabriel, el arcángel que trajo al mundo la noticia de la encarnación del Hijo de Dios, es el patrono de las comunicaciones y de los comunicadores. Hoy, 29 de septiembre, día de su santo patrono, saludamos a los integrantes del Arma de Comunicaciones, creada el 26 de octubre de 1944.

sábado, 26 de septiembre de 2020

Sherman Regimiento de Caballeria de Tanques 8 Magdalena

Unidad preservada en el Regimiento de Caballeria de Tanques 8, en Magdalena.
Fotografia 12Ene11.


 

Sherman Museo Historico del Ejercito (VI)

Sherman "repotenciado", preservado en el Museo Historico del Ejercito Argentino.
Fotografias 26Jun10.




 

Sherman Museo Historico del Ejercito (V)

Sherman "repotenciado", preservado en el Museo Historico del Ejercito Argentino.
Fotografias 26Jun10.


 

Regimiento de Caballeria de Tanques 7 (III)

Unidad preservada en la entrada del Regimiento de Caballeria de Tanques 7, Chajari, Entre Rios.
Fotografia 11Set13.


 

Regimiento de Caballeria de Tanques 7 (II)

Unidad preservada en la entrada del Regimiento de Caballeria de Tanques 7, Chajari, Entre Rios.
Fotografia 11Set13.


 

Sherman en Santa Romana (IV)

Sherman preservado en estancia Santa Romana, posiblemente en orden de marcha.
Fotografias 13Abr19.



 

Sherman en Santa Romana (III)

Sherman preservado en estancia Santa Romana, posiblemente en orden de marcha.
Fotografias 13Abr19.


 

Sherman en Santa Romana

Sherman preservado en estancia Santa Romana, posiblemente en orden de marcha.
Fotografias 13Abr19.



 

Sherman en Villa Martelli

Sherman Repotenciado en Villa Martelli. Fotografias 01Jun19.



 

Chile en la Antartida

 Para esta primera parte, solo haré unos “pincelazos” de algunos hechos que marcaron

nuestra presencia en ese continente desconocido.

Es interesante iniciar la presentación con el poema épico “La Araucana” de Alonso

de Ercilla quien, ya desde 1569, ubicaba a Chile como “fértil provincia en la región antártica

famosa…”

Tras la independencia de España, las nuevas repúblicas se reconocieron entre sí el principio

del utis possidetis, es decir, los nuevos estados tendrían como límites aquellos heredados

de las colonias españolas de las cuales se originaban. Por ende, la República de

Chile estaba constituida por todas aquellas tierras que pertenecieron anteriormente a la

Capitanía General de Chile y heredaron los títulos que incluían derechos sobre la Antártida

hasta el Polo Sur.

En los primeros años del siglo xx, aumentó el interés por estudiar los territorios antárticos.

Algunas de estas expediciones pidieron permiso al Gobierno de Chile para realizarse,

entre las que se puede destacar la del profesor sueco Otto Nordenskjöld en 1902

y el inglés Robert F. Scott, en 1900. También Chile entregó permisos de explotación,

como el conferido el año 1902, por el Decreto N.º 3310, a Pedro Pablo Benavides para

arriendo de las islas Diego Ramírez y San Ildefonso y podía extenderse en la pesca hacia

el sur indefinidamente.

En 1906, se creó la Sociedad Ballenera de Magallanes con sede en Punta Arenas, que

se instaló en las Shetland del Sur mediante el Decreto N.° 1314 del Gobernador de

Magallanes. Su sede estuvo en la caleta Balleneros de la isla Decepción, se izó allí la

bandera chilena y se instaló un depósito de carbón. Ese lugar fue visitado por Jean-

Baptiste Charcot en diciembre de 1908 para reaprovisionarse de carbón que informó

que había alrededor de nueve buques. Continuó siendo habitado en temporada estival

hasta 1914.

A partir de 1906, se promulgaron varios decretos que otorgaban permisos de explotación

en la zona antártica. La Memoria del año 1906 del Ministerio de Relaciones Exteriores de

Chile hizo mención a los derechos antárticos chilenos y declaró que la delimitación del

territorio estaría sujeta a investigaciones preliminares. Argentina protestó formalmente

por esas acciones y se inició un proceso de negociaciones para el reconocimiento mutuo

de los territorios antárticos. Se establecería un límite para repartir la península antártica

y sus mares adyacentes, acuerdo que finalmente no se firmó.

Base O´higgins.

En 1914, el británico Ernest Shackleton inició una expedición para cruzar la Antártida a

través del Polo Sur desde el mar de Weddell al mar de Ross. Con el Endurance, se dirigió

hacia el continente blanco, pero el tiempo empeoró drásticamente hasta que los hielos

aprisionaron y destruyeron el navío. Shackleton recurrió a Uruguay y luego a Argentina

para ir a rescatar a los expedicionarios que había dejado en la Antártica, pero no tuvo

éxito. En Punta Arenas, la Armada de Chile encomendó al Piloto Luis Pardo Villalón,

quien, a bordo de la escampavía Yelcho, logró rescatar, el 30 de agosto de 1916, a los

veintidós náufragos en la isla Elefante. El 4 de septiembre de 1916 fueron recibidos en

el puerto de Punta Arenas como héroes. La hazaña del Piloto Pardo, que navegó con

temperaturas cercanas a los -30°C y en un mar tormentoso lleno de témpanos, le valió el

reconocimiento nacional e internacional.

Permítanme hacer una comparación muy especial; en 1916, el Piloto Pardo salvó a los

veintidós hombres de Shackleton; en 2010, el Ministro Golborne salvó a los treinta y tres

mineros, dos hechos que en cada época, fueron considerados casi imposibles.

En 1939, el Gobierno chileno recibió un memorándum secreto de EE. UU., que llevó

el Presidente Pedro Aguirre Cerda a apurar el proceso legal para delimitar el territorio

perteneciente a Chile. Con ese objeto, se estableció por Decreto N° 1541 de ese año,

una Comisión Especial de la Cancillería para examinar los derechos del país en la

Antártida.

La Comisión estableció los límites tomando en consideración la Teoría de los Sectores

Polares, el Tratado de Tordesillas y las instalaciones argentinas en las islas Orcadas,

así como los antecedentes geográficos, históricos, jurídicos y diplomáticos que se

habían enunciado el año 1906, cuando se inició el proceso para realizar la primera

expedición oficial a la Antártida, que se suspendió por los efectos del terremoto de

Valparaíso de ese año.

El Decreto N.º 1747 de RR. EE. del 6 de noviembre de 1940, estableció que “Forman la

Antártida Chilena o Territorio Chileno Antártico todas las tierras, islas, islotes, arrecifes, glaciares

(pack-ice), y demás, conocidos y por conocerse, y el mar territorial respectivo, existentes dentro de los

límites del casquete constituido por los meridianos 53º longitud Oeste de Greenwich y 90º longitud

Oeste de Greenwich”.

Chile comenzó a ejercer actos de soberanía en el continente antártico de manera

permanente, con la instalación de la base Soberanía, actual Arturo Prat, en 1947. Al año

siguiente, y como forma de asentar la soberanía chilena, el Presidente Gabriel González

Videla inauguró la base General Bernardo O´Higgins en la primera visita oficial de un

jefe de estado a la Antártida. Posteriormente, se fundaron otras bases en isla Decepción y

bahía Paraíso. En 1980, en la isla Rey Jorge, donde estaba la base Presidente Eduardo Frei

Montalva, se inauguró el aeródromo Teniente Marsh, que permitió llegar a la Antártida

en cualquier época del año.

El año 1984, en la misma isla, se inauguró Villa Las Estrellas, que ha permitido, hasta

la fecha, la presencia de familias chilenas que viven durante dos años en el sector más

austral del mundo. En ese mismo sector, se encuentra la mayor base científica, Profesor

Julio Escudero y la Estación Marítima Bahía Fildes.


El Sistema del Tratado Antártico

El 1 de diciembre de 1959, Chile junto a otros once Estados firmaron, en Washington,

el Tratado Antártico. Este importante acuerdo internacional, que este año cumplió

cincuenta años de su entrada en vigencia, logró que todo un continente fuese declarado

zona de paz en beneficio de toda la humanidad y evitó todo conflicto por reclamaciones

territoriales. El Artículo IV estableció un statu quo por el tiempo que dure el tratado (que

es de carácter indefinido) y que resguarda los derechos soberanos y las reclamaciones

territoriales hechas valer precedentemente. Por otro lado, permite a todos los países que

formen parte de las Naciones Unidas instalar bases científicas. Hoy en día son 49 países

los que han suscrito el Tratado y de ellos 28 tienen presencia en la Antártica lo que les

da el estatus de Partes Consultivas, es decir con derecho a voz y a voto en las decisiones

que se adoptan. No entraré a analizar con mayor detalle este tema, ya que esto se hizo

en otra ponencia.

Base Escudero.

Institucionalidad Antártica Nacional

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile conduce la Política Antártica, representa

al país en los foros y regímenes del Sistema Antártico y coordina a las instituciones

nacionales que tienen relación con ese continente. De este Ministerio dependen el

Consejo de Política Antártica, la Dirección de Antártida y el Instituto Antártico Chileno,

INACH. Este último, fundado el año 1964, es el único organismo técnico encargado de

planificar y ejecutar las actividades científicas y tecnológicas en la Antártida. Desde 2003,

su sede está en Punta Arenas. Este año, el Programa Científico Antártico, PROCIEN

contempló la realización de 55 proyectos, de los cuales 34 fueron ejecutados en la

Antártida, y preveía a 124 científicos y 18 estudiantes en el área. De 50 proyectos en ejecución, 

en 24 de ellos participaron investigadores extranjeros.

En Chile, el Ministerio de Defensa es el encargado de mantener la presencia soberana y de otorgar el apoyo logístico

 y los medios de transporte a la actividad antártica nacional, así como también a otros programas antárticos internacionales 

con bases en el sector de la península antártica. Desarrolla su actividad a través de la Subsecretaría de Defensa y 

el Estado Mayor Conjunto, y opera en la Antártida con las tres ramas de las Fuerzas Armadas. Se les llama 

“operadores antárticos” junto con el INACH.

La XII Región de Magallanes y Antártida Chilena es la cabecera administrativa del Territorio Antártico Chileno. 

La Gobernación Antártica comprende a la Comuna de Cabo de Hornos y de Antártida y tiene como su capital a Puerto Williams. 

Justamente en abril de este año, se efectuó por primera vez, una reunión del Consejo de Política Antártica 

en esa ciudad, la más austral del mundo, con la presencia del Canciller y los Ministros de Defensa, Hacienda y Medio Ambiente, los

tres Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, autoridades, parlamentarios regionales, empresarios 

y otros. En esa oportunidad, se aprobó el Plan Estratégico Antártico 2011-2014. Cabe recordar que el 18 de 

marzo de 2000 se firmó la Política Antártica Nacional en el mismo Territorio Antártico Chileno.



Relaciones de Chile con Argentina

Como dijimos previamente, desde 1906 hasta 1908 tuvieron lugar las negociaciones entre las 

Cancillerías de ambos países para repartir y delimitar las tierras del continente austral.

Los Cancilleres de Chile y Argentina, Sres. Raúl Juliet y Juan Bramuglia firmaron en julio 

de 1947 en Buenos Aires, una Declaración Conjunta sobre la Antártida Sudamericana, en la cual 

reconocieron mutuamente que Chile y Argentina tienen “indiscutibles derechos de soberanía” en 

la zona polar denominada la “Antártida Sudamericana»

Al año siguiente, el Canciller de Chile, Sr. Germán Vergara, y el Embajador Extraordinario y 

Plenipotenciario de Argentina, Dr. Pascual La Rosa, acordaron el 4 marzo de 1948 “que ambos 

Gobiernos actuarán de mutuo acuerdo en la protección y la defensa jurídica de sus derechos 

en la Antártida Sudamericana (…) en cuyos territorios se reconocen Chile y Argentina indiscutibles

 de derechos de soberanía”.

Años despues y ya formando parte del sistema Antártico, encontramos varias Declaraciones 

Presidenciales y Ministeriales por las cuales se reconocen los mutuos derechos sobre el 

sector de la península. La Declaración sobre la Antártida suscrita por los Ministros de 

Relaciones Exteriores de Chile y Argentina el 17 de mayo de 1974, en Buenos Aires, contempla 

la protección y la defensa de los derechos jurídicos de ambos países sobre el territorio 

antártico, además de propiciar un plan armónico de ambos Gobiernos en orden al mejor 

conocimiento científico de la zona antártica, mediante exploraciones y estudios técnicos.

La Declaración Conjunta sobre la Antártica, suscrita entre los Presidentes de la República 

de Chile y de Argentina, en Santiago, el 29 de agosto de 1990, estableció el intercambio

 de personal y la participación de proyectos sectoriales, que contribuyan a la estructuración

 Buenos Aires, fue firmada por los Presidentes de Chile y Argentina una Declaración Conjunta 

que reafirmó el deseo de situar la sede de la Secretaría Permanente del Tratado Antártico en 

Buenos Aires.

El 16 de febrero de 1999, los presidentes de la República de Chile y de Argentina firmaron en 

Ushuaia la Declaración Presidencial Antártica en el marco del Centenario del Encuentro del 

Estrecho de Magallanes, para la conmemoración del cuadragésimo aniversario de la firma del 

Tratado Antártico. En esa oportunidad, se reafirmó el compromiso de ambos países en la defensa

 de los intereses comunes de la Antártida Sudamericana, además de establecer un compromiso 

con las actividades exploratorias y científicas tendientes a proteger los ecosistemas antárticos.

El 29 de agosto de 2003, se suscribió la Declaración Presidencial de El Calafate sobre cambio

 climático y protección de la capa de ozono en la Patagonia y Antártica, suscrita por los 

Presidentes de Chile y Argentina en El Calafate, provincia de Santa Cruz. Dicho instrumento 

recoge la decisión de apoyar e impulsar estudios conjuntos científicos argentinos y chilenos 

sobre los efectos del cambio climático y el deterioro de la capa de ozono en las zonas patagónicas 

y en la Antártida.

El 2 de agosto de 1991, se firmó en Buenos Aires el Tratado con Argentina sobre Medio Ambiente 

y sus Protocolos Específicos Adicionales sobre Protección del Medio Ambiente Antártico y sus 

Recursos Hídricos Compartidos, que abarcan variados temas en los cuales se acuerda trabajar 

mancomunadamente.

Entre las medidas para afianzar la confianza mutua entre las Fuerzas Armadas de ambos países, 

en septiembre de 2011, se realizaron ejercicios combinados de rescate en la Antártida en los 

que participaron efectivos de los ejércitos chileno y argentino. Desde hace catorce años, se 

lleva a cabo la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC); es un operativo internacional combinado,

 que realizan en conjunto las Armadas de Argentina y Chile en cada verano austral y tiene como misión 

salvaguardar la vida humana en el mar, combatir la contaminación marina y asegurar la preservación del 

ecosistema, en cumplimiento del Tratado Antártico. Finalmente, ambos países trabajaron armónicamente

 en la XXXIV Reunión Consultiva del Tratado Antártico que se llevó a cabo en Buenos Aires, fecha en que 

se celebraron los cincuenta años de la entrada en vigencia del Tratado. A este homenaje asistieron los 

Cancilleres de Argentina, Chile y Uruguay.

Reflexiones finales

Las relaciones antárticas entre Chile y Argentina desde los inicios del siglo xx, han sido negociadas. 

¡Qué distinto hubiese sido el destino de la Antártida si en 1908 se hubiese firmado el Acuerdo

 alcanzado, por el cual ambos países delimitaban sus territorios antárticos! Quizás otro hubiese 

sido el destino del Continente Blanco de la paz.

En el siglo xxi, se ha incrementado la relación a través de acciones conjuntas entre nuestras FF. AA. 

Por otra parte, hay una mayor relación en la cooperación científica y se vislumbra aumentar la relación 

en el campo diplomático que, si bien ha existido de manera permanente, en la práctica puede ser mejor.


Maria Luisa Carvallo Cruz. BCN.836.


domingo, 13 de septiembre de 2020

Dia del Arma de Infanteria

Los orígenes del arma se remontan al período colonial, en que los siete batallones de infantería de milicias participaron de la Segunda Invasión Inglesa. Luego, fueron las armas que sustentaron el pronunciamiento de la Revolución de Mayo. Aunque fue por decreto del 29 de mayo de 1810 y por resolución del 31 de octubre del mismo año que los batallones de infantería fueron transformados en regimientos regulares, se toma como fecha de nacimiento del arma el 13 de septiembre de 1806 porque fue ese el día en que se crearon sus primeros cuerpos.

La infantería es una de las armas que componen el Ejército Argentino y está organizada, equipada e instruida para combatir, con especial aptitud, en contacto directo con el enemigo, por medio del fuego, la maniobra y el choque.
Participa en la batalla con sus organizaciones, integrando equipos combinados de armas. Cuando está dentro de ella la infantería, junto con la caballería, proporcionarán los elementos básicos de combate.
Es la única arma que reúne las características precisas que le permiten combinar la maniobra, el fuego y el choque, conjuntamente con la posibilidad de dominar el terreno mediante su ocupación física, organización y defensa, permitiendo así definir la situación y proporcionar mayor permanencia y estabilidad a los éxitos o ventajas transitorias. Esto hace que la presencia de sus organizaciones sea indispensable para el desarrollo de la mayor parte de las operaciones tácticas, constituyendo un elemento esencial para producir la decisión.

En consecuencia, deberá contar con diversos elementos, organizados, equipados, instruidos y conducidos en una forma particular que les permita enfrentar exigencias distintas, derivadas del ambiente geográfico en el que operarán, de las características que les impondrán los medios y del enemigo a enfrentar. En tal sentido, el arma estará integrada por organizaciones de infantería: mecanizada, de montaña, de monte, paracaidista y de asalto aéreo. No obstante las particularidades de dichos elementos, la infantería posee un espíritu y personalidad únicos.

Características de la infantería
La aptitud para el combate próximo.
Aptitud para combatir, tanto de día como de noche, en todo tipo de terreno y condición meteorológica, con la organización, equipamiento, instrucción y adaptación necesarios.
La amplitud para desplazarse y/o combatir utilizando distintas clases de vehículos (a rueda, con o sin protección blindada, y a oruga), así como aviones y helicópteros, conjuntamente con la posibilidad de hacerlo a pie.
La aptitud para ocupar, organizar y mantener un terreno.
El gran desgaste físico y moral al que estará expuesta una vez empeñada, debido a las funciones que debe cumplir en las operaciones.
La dificultad para recuperar y asignar una nueva misión a los elementos una vez empeñados, en especial a los que combaten a pie.

Funciones de la infantería
La infantería es el arma organizada, equipada e instruida para:
Participar en la batalla, integrando las grandes unidades con sus organizaciones, mediante la ejecución de operaciones tácticas terrestres con alto grado de movilidad y rapidez.
Establecer, mantener y/o romper el contacto con el enemigo y entrar en combate con éste, para destruirlo o capturarlo mediante la maniobra, el fuego y el choque.
Conquistar, mantener, controlar, ocupar físicamente y defender un terreno en cualquier tipo de ambiente geográfico y condición meteorológica.
Rechazar, desgastar o destruir el ataque enemigo mediante el fuego, el combate cuerpo a cuerpo y el contraataque.
Ejecutar asaltos aéreos por medio del lanzamiento o desembarque, empleando medios de la fuerza aérea o de aviación de ejército, tanto de día como de noche, constituyendo una reserva flexible y apta.
Participar en el combate antiblindado.

El conductor de infantería
La guerra somete la resistencia moral y física del hombre a las pruebas más duras. De allí que las cualidades del carácter constituyan la piedra angular de la personalidad de todo conductor y que las fuerzas morales de las tropas representen un factor preponderante de su poder de combate.
Estos conceptos adquieren mayor dimensión en esta arma, por las exigencias a las que están sometidos sus hombres durante el combate.
En este sentido, la tarea principal del jefe de infantería, desde tiempo de paz, será lograr que los integrantes de la organización se identifiquen plenamente con sus valores, intereses y objetivos, y los adopten como propios, llegando, si fuera necesario, a arriesgar la vida por ellos.


Fuente: www.infanteria.ejercito.mil.ar

miércoles, 9 de septiembre de 2020

Base San Martín

 Base de EJÉRCITO GENERAL SAN MARTÍN
Isla Barry, bahía Margarita, mar de Bellingshausen (64º14'S 56º38'W)

EL LUGAR
La bahía Margarita se abre sobre la costa O de la península Antártica. Encerrada entre la isla Belgrano, la costa Falliéres y la isla Alejandro I, es amplia y de aguas profundas pero su acceso es muy difícil durante la mayor parte del año debido a la espesa capa de hielo que la cubre.
En esta zon.a, muy poco frecuentada a causa de las dificultades que ofrece a la navegación, existen varios grupos de islas, islotes, rocas y arrecifes que dibujan una red de canales y fiordos, generalmente helados. Entre las islas se destacan la Pourquoi-Pas, Herradura, Caballete y Millerand, de la cual se hallan muy cerca los islotes Debenham.
En uno de estos islotes, el denominado Barry, fue erigida la base San Martín, a los 68º07'S y 67º08'W, debajo del Círculo Polar Antártico.
 ANTECEDENTES
La base San Martín, que por mucho tiempo fue una de las más australes del mundo respondió al interés nacional por reconocer una de las áreas más alejadas de la Antártida, ejercer allí una soberanía efectiva y tener, además, una estación científica ubicada al S del Círculo Polar.
Las dificultades para hallar un barco que transportara a hombres y materiales hasta bahía Margarita obligaron a contratar a un buque carguero, el "Santa Micaela", de la compañía naviera Pérez Companc, comandado por el Capitán de Ultramar Santiago FARRELL.
El "Santa Micaela" partió del puerto de Buenos Aires el 12 de febrero de 1951, para fondear en punto de destino el 8 de marzo. La última parte del viaje fue realizada con la escolta del remolcador "Sanavirón" de la Armada.
Tras la llegada, en 12 días de trabajo se levantó la casa-habitación de dos pisos, con paredes dobles de madera. Se instaló además, una casa-depósito y otra de emergencia; cinco galpones de chapa para víveres, generadores, alojamiento de jaurías y se elevaron las cuatro torres de la antena rómbica de 25 metros de altura.
 El 21 de marzo de 1951, en presencia del las tripulaciones del "Sanavirón" y del "Santa Micaela", con la bendición del padre salesiano Juan MONTICCELLI, el entonces Coronel Hernán PUJATO inaugura la base San Martín, fruto de su proyecto visionario y marca un hito importante en la historia argentina, ya que constituye el primer asentamiento humano al S del Círculo Polar Antártico.
Dificultades iniciales postergaron en gran medida el trabajo científico, aunque diariamente se registraban todos los datos meteorológicos para irradiar a Buenos Aires y elaborar luego pronósticos. La base, proporcionaba datos invalorables para la navegación de los mares vecinos a la península Antártica.
A partir de la fundación de la base en 1951, se construyeron en su zona de influencia una serie de refugios que quedaron como testimonio del paso de los argentinos por aquellos recónditos lugares: Paso de los Andes, Nogal de Saldán, Granaderos, Plumerillo, Chacabuco, Yapeyú, Maipo y 17 de Agosto.

En marzo de 1952 el "Bahía Aguirre" se presentó en bahía Margarita trayendo la comisión de relevo.
En esta oportunidad hizo su aparición en la Antártida el primer helicóptero argentino, un Sikorsky 51, a cargo del piloto civil Hugo J.
El 30 de junio de 1952, un incendio, exacerbado por el "blizzard", devoró la vivienda principal y dos depósitos de víveres, la usina y la estación de radio.
De todos modos con los víveres racionados y con el combustible muy medido se hicieron reconocimientos en todas direcciones.
Durante la campaña 1952-53, el hielo impidió el paso de las naves de relevo, lo cual agravó la situación de los veinte habitantes de la base San Martín.
Fue entonces que el 26 de marzo de 1953, el avión "Cruz del Sur" de la Fuerza Aérea Argentina, sobrevoló la base arrojando víveres y otros elementos inapreciables.
Este vuelo, comandado por el Capitán Bordedes CASTEX, fue la segunda visita a bahía Margarita de nuestra aviación.
En 1960, la base fue desactivada volviendo a funcionar a partir del 21 de marzo de 1976, como base permanente.

Fuente y agradecimiento: Fundacion Marambio.

Base Orcadas

Estación científica de la República Argentina ubicada en la isla Laurie de las islas Orcadas del Sur en la Antártida. Es la más antigua de las bases antárticas todavía en funcionamiento y opera todo el año a través de la Armada Argentina. Se llamó Destacamento Naval Orcadas hasta que en la década de 1990 su nombre fue modificado a Base Antártica Orcadas. Se encuentra a 1501 km al sudeste de la ciudad de Ushuaia, capital de la Provincia de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur, a la que pertenece la Antártida Argentina.  

EL LUGAR
Las Islas Orcadas del Sur constituyen un archipiélago situado a unos 1100 km al sudeste de la isla de los Estados, casi en el mismo limite norte del Sector Antártico Argentino entre los paralelos 60º y 61ºS y los meridianos 44 y 47ºW. Se trata de unas 40 islas e islotes pequeños que totalizan una superficie de casi 1000 km2.
Sus estrechos y pasos, casi todos navegables, separan unas de otras a estas islas montañosas que ostentan sus picos casi totalmente cubiertos de hielo y nieve, excepto en los lugares donde las laderas caen acantiladas. Sus costas, con algunas bahías más o menos amplias, suelen congelarse por influencia del mar de Weddell, impidiendo la navegación fuera de los meses del verano.
La mayoría de las islas de este archipiélago se elevan bruscamente desde el mar, presentado en su interior una cadena montañosa que las recorre de este a oeste, de la que descienden glaciares hacia el mar.
En las costas libres de hielo, especialmente en las islas que emergen en el sur del archipiélago, los musgos y líquenes formando un compacto tapiz verde ponen en el paisaje una nota singular y atractiva que, unida a la presencia de las aves antárticas, principalmente petreles y pingüinos, que acuden en primavera y verano, atempera la sensación de soledad que produce el lugar.
Las islas más importantes del archipiélago son: Coronación, destacada por su extensión, con sus 450 km2 es la mayor del conjunto y la que también ostenta el pico más elevado, el cerro Noble, de 1642 m. Sus costas ofrecen diversos aspectos: la costa norte es más bien baja y el hielo que la cubre desciende suavemente hacia el mar; la costa oriental es quebrada e irregular con bahías y altos acantilados; la costa oeste es en parte acantilada; la costa sur cubierta totalmente por glaciares, es la más alta de todas.
Frente a la parte media de la costa sur de la isla Coronación emerge la isla Signy, y en el extremo sudoeste de la isla de referencia muy próximo a su costa están las isla Larsen y, más hacia el oeste, las Inaccesibles.
Entre las isla Coronación y Laurie, al este de aquella, se interpone la isla Powell, y al nordeste de ésta, surge la isla Montura.
La isla Laurie es la que sigue en extensión a la isla Coronación. Aproximadamente mide 21 km de este a oeste, variando su ancho desde 222 m en la parte más estrecha, hasta 9 km en la más amplia.
La costa norte de la isla Laurie presenta cuatro bahías, una de las cuales, denominada Uruguay, mide 7 km de ancho. En la costa sur de esta bahía se abre la caleta homónima en la que se encuentra la instalación argentina, en los 60º44'S y 44º44'. En el fondo de la caleta se forma entre las montañas un pequeño pasaje o istmo de poco más de 400 m de ancho, que separa la bahía Uruguay con la bahía Scotia que se abre en la costa sur de la isla. Esta tiene una entrada de casi 4 km de ancho. En el fondo de esta bahía se abre la caleta homónima. Con relación a las operaciones de desembarco se prefiere, por lo general, operar en bahía Scotia, por la relativa tranquilidad de sus aguas, protegidas por la península Mossman.
El nombre actual del archipiélago es traducción de "South Orkneys Islands", topónimo con el que aparece en la carta de James WEDDELL, quien en 1823 visitó las islas, o sea un año después de haber sido descubiertas por el capitán POWELL.
En cuanto a la denominación "isla Laurie" fue usada por primera vez en un mapa editado en 1822 por el agente de ventas de cartas del almirantazgo británico, Richard Holmes LAURIE. 
 LA EXPEDICIÓN DEL DR. BRUCE
El Dr. William Speirs BRUCE partió de Edimburgo, Escocia, el 02-NOV-1902 para cumplir trabajos científicos en la antártida, que le fueron encomendados por la Royal Scottish Geographical Society (RSGS) -Real Sociedad de Geografía de Escocia-, de acuerdo con las recomendaciones del VII Congreso Internacional de Geografía celebrado en Berlín, durante 1899.
El Dr. BRUCE se había propuesto explorar y estudiar el sector del casquete polar situado al sur de nuestro continente. Arribado a las latitudes antárticas a bordo del "Scotia", después de haber recalado en las islas Malvinas y no pudiendo continuar la navegación por impedírselo el hielo que ya cubría en gran parte el mar, decidió poner proa hacia las islas Orcadas del Sur, descubiertas por George POWELL en 1821, que ya había visitado en un viaje anterior.
Llegado a la isla Laurie, una de las mayores del archipiélago, el "Scotia" penetró en una bahía en la costa sur de la isla, bahía que fue bautizada por BRUCE con el nombre de su barco.
Esto ocurría en el mes de marzo y a esta altura del año el mar comienza a cubrirse rápidamente de hielo. El "Scotia" quedó aprisionado, BRUCE y sus hombres decidieron invernar en la isla. Era necesario, tener una casa para sobrevivir en un lugar tan inhóspito y en la peor época del año y los expedicionarios se dedicaron a la tarea de construir un albergue donde pasar el invierno. Así surgió "Omond House", la primera casa-habitación en las islas Orcadas del Sur; una pequeña casilla de madera protegida por fuera con piedra de las faldas de los cerros próximos. El nombre le fue dado en honor de uno de los patrocinadores de la expedición.
Tal fue el humilde orígen de nuestro primer observatorio en las Orcadas y primer establecimiento permanente en la antártida.
En Omond House pasó BRUCE aquel invierno de 1903 en espera de que el deshielo le permitiera salir con el "Scotia" en procura del puerto de Buenos Aires con el fin de reaprovisionarse. Mientras tanto, los hombres no permanecían inactivos. Otra pequeña casilla de madera para depósito del instrumental de magnetismo terrestre se levanto en un lugar próximo a Omond House, además de pequeños abrigos para observaciones meteorológicas instalados en la playa de bahía Scotia.
Llegada la época propicia para la navegación, BRUCE dejó en Omond House una dotación de seis hombres encabezadas por el meteorólogo Robert Cockburn MOSSMAN, que durante los años 1896 a 1900 había ejercido la dirección de la estación de meteorología de Edimburgo y la superintendencia del observatorio de Ben Nevis, Escocia. Así continuaría con los estudios y observaciones hasta el regreso de BRUCE.
En Diciembre de 1903 el "Scotia" llegaba a Buenos Aires en donde la antártida comenzaba a despertar la curiosidad y atraer la atención de la gente.
Cuando llegó el "Scotia", hacía apenas dos años que nuestro puerto había sido visitado por el "Antarctic" de paso hacia el sur y a principios de diciembre había arribado el buque "Le Français", de Jean-Baptiste CHARCOT, regresado de su viaje a los mares australes y la corbeta "Uruguay" de la Armada Nacional, trayendo a bordo al Dr. Otto NORDENSKJÖLD y sus hombres que habían quedado aislados y en peligro al perder al "Antarctic" aprisionado por los hielos.                                                                                                                                                                                                                                           
  
 LA PROPUESTA DE BRUCE
Durante la presidencia del General Julio Argentino ROCA se daban las condiciones para que nuestro país pudiera colaborar en el quehacer científico.
La Argentina había decidido la instalación de un observatorio meteorológico y geofísico en la isla del Año Nuevo, cerca de la costa norte de la isla de los Estados.
Este hecho sumado a la acción que nuestra marina acababa de realizar el rescate de la expedición de NORDENSKJÖLD y apoyando luego al "Scotia" en su viaje a Buenos Aires, inclinaron quizás al Dr. BRUCE, preocupado por la continuación de las observaciones iniciadas en la isla Laurie, a pensar que nuestro país podía acometer esta empresa.
El 9 de diciembre se había realizado en el teatro Politeama un homenaje a los expedicionarios y en esa oportunidad NORDENSKJÖLD dijo: "Aquí las expediciones son bien preparadas y llevadas a buen termino, como lo sabe cualquier persona que observe la expedición realizada con tan buen éxito por la Armada Argentina".
BRUCE se dirigió al jefe de la Oficina Meteorológica dependiente del Ministerio de Agricultura, señor Walterio DAVIS, con la siguiente proposición: ofrecía al gobierno argentino la instalación de Omond House, el deposito de instrumental y los aparatos de observación, todo por la suma de cinco mil pesos moneda nacional. Solo ponía una condición: que dicha venta no se hiciera publica, que figurase como donación hecha por él a nuestro gobierno en retribución por la cooperación que le prestara la Armada durante su viaje a Buenos Aires.
Los funcionarios no necesitaron meditar mucho la propuesta para comprender los beneficios que resultarían de su aceptación no solo desde el punto de vista práctico, sino por el prestigio que daría a nuestro país el emprender tal empresa. Así fue que el señor DAVIS valoró en su justa medida la importancia de continuar con las observaciones comenzadas en la isla Laurie y entrevistó al subsecretario del Ministerio de Agricultura Dr. Carlos IBARGUREN. "En cuanto me enteré de la propuesta del señor Bruce -escribió después IBARGUREN- percibí la importancia que tendría para la Argentina, no solo el interés científico, sino también político, practico, el establecimiento permanente de una instalación oficial del gobierno en lo que entonces se llamaban "mares australes de la República", hoy Antártida; era un primer paso; tornaríamos así en efectiva la posición de lo que era y es parte integrante de nuestro país" (Carlos Ibarguren, "La Historia que he vivido"). Esto es lo que el subsecretario de Agricultura informó al ministro Wenceslao ESCALANTE, quien inmediatamente dió su aprobación al proyecto encargando a su subordinado redactase el decreto con fecha 02-ENE-1904 que fue publicado en el Boletín Oficial del 05-ENE-1904.
En ningún momento, ni BRUCE, ni la delegación inglesa en la Argentina, habían considerado bajo soberanía británica a las Orcadas y menos aún se dió proyección política a la enajenación de la casilla instalada allí. Los expedicionarios del "Scotia" reconocieron que esa región no pertenecía a Gran Bretaña, como se dice en la obra publicada por BRUCE en 1906, titulada "The voyage of the Scotia".
Muchas veces -se afirma en la página 78 de ese libro- en los variados temas examinados durante las largas veladas de invierno surgió la cuestión de la propiedad de las islas Orcadas del Sur y después de muchas y largas discusiones llegamos a la grata conclusión de que, aún en esta época del imperialismo, las islas Orcadas del Sur, habían escapado al poder de todo país y que gozábamos del privilegio de vivir en una tierra de nadie (no man's land). Pero temo que esto no dure mucho, no porque la pretendamos para Inglaterra, porque aun cuando siempre hemos deseado ensanchar los confines de nuestro imperio no hubiéramos podido pretender nuevos territorios en nombre de nuestro país sin un mandato de nuestro gobierno.
Sin embargo, cuando el Scotia volvió a las islas en febrero de 1904 con una comisión argentina para hacerse cargo del observatorio, bajo los auspicios del gobierno argentino, la bandera argentina fue izada donde primeramente ondeara el león escocés y yo presumo que las Orcadas del Sur son consideradas como una posesión de aquella potencia".
Junto con el observatorio se instaló también en la isla Laurie la primera oficina de correos que funcionó en Antártida, siendo su primer jefe el señor Hugo ACUÑA, miembro de la comisión, que fue designado para esa tarea por el entonces Director de Correos y Telégrafos de la Nación, Manuel GARCÍA FERNÁNDEZ y provistos para tal fin de una valija postal con formularios del correo nacional y un matasellos para anular las estampillas argentinas utilizadas por el personal del observatorio. Autor de la iniciativa había sido el naturalista y geógrafo, Francisco Pascacio MORENO, preocupado por la defensa de nuestros intereses en la Patagonia y de nuestra presencia en Antártida.
Grande fue la satisfacción del Dr. BRUCE por el resultado de su gestión, pues al mismo tiempo que veía asegurada la continuación de los trabajos realizados por sus hombres en la isla Laurie, contaba ahora con el dinero necesario para proseguir su viaje hacia el Polo Sur.
Como debía hacer escala en Laurie para embarcar al equipo que había quedado en Omond House, se ofreció para trasladar a los integrantes de la comisión argentina que iría a hacerse cargo de las instalaciones adquiridas, ya que al estar en reparación la "Uruguay" nuestra marina carecía de medios para hacerlo.
El 21-ENE-1904 el "Scotia" zarpaba de nuestro puerto rumbo a las islas Orcadas del Sur. A su bordo viajaban los siguientes integrantes de la comisión argentina:
Edgard C. SZMULA Empleado de la Oficina Meteorológica Argentina.
Hugo Alberto ACUÑA Empleado de la División Ganadería del Ministerio de Agricultura.
Primer Estafeta Postal del Correo Argentino
Luciano Honorio VALETTE Empleado de la Oficina de Zoología del Ministerio de Agricultura.

Este personal trabajaría en islas Orcadas del Sur bajo la dirección del señor Roberto Cockburn MOSSMAN, que de ese modo pasaría un año más en Laurie, lo mismo que William SMITH, otro miembro de la expedición escocesa, que quedaría en la isla como cocinero de la comisión.
Después de recalar en las islas Malvinas, el "Scotia" llegó a la isla Laurie el 14-FEB-1904; el día 22 se efectuó la sencilla ceremonia de traspaso de las instalaciones y desde ese momento comenzó a flamear nuestra bandera en aquel desolado lugar.
Los cinco hombres que por primera vez invernaron en la isla Laurie durante aquel año de 1904 para estudiar la naturaleza del extremo austral del mundo, fueron, junto a SOBRAL, IRÍZAR y sus marinos, los pioneros de nuestra historia antártica, los que iniciaron la pléyade de hombres que en una u otra forma, vienen trabajando ininterrumpidamente aportando su esfuerzo a la ardua tarea de investigar la naturaleza antártica en sus múltiples aspectos, posibilitando así la participación de nuestro país en el quehacer científico junto a otras naciones empeñadas en la misma obra.
En 1927 se inauguró en isla Laurie la primer estación radiotelegráfica en la Antártida.
 La base Orcadas, ha significado para la Armada una continua tarea, no sólo por la permanencia de sus dotaciones sino también por los relevos efectuados año tras año, realizados incluso con buques balleneros y mercantes, continuando la tarea con buques como la corbeta "Uruguay", el ARA Guardia Nacional, el ARA 1º de Mayo, el rompehielos ARA General San Martín, el buque polar ARA Bahía Paraíso y el rompehielos ARA Almirante Irízar, apoyado año tras año por distintos avisos como el ARA Gurruchaga o el ARA Irigoyen.
Por otra parte, las comunicaciones con el Sector Antártico Argentino han sido ininterrumpidas a partir de la instalación de la primera estación radioeléctrica en 1927, a cargo del Suboficial Emilio BALDONI, quien se comunicó con Ushuaia el 30-MAR-1927. Desde entonces Orcadas ha estado unida al continente a través de los distintos sistemas radioeléctricos, a pesar del incendio sufrido el 25-AGO-1975 que destruyó la casa principal. Durante la Campaña Antártica de Verano de 1979/80 se inicio la construcción de una moderna casa-habitación, y posteriormente en 1992 se concretó la instalación de una antena satelital que permite la recepción de señales de televisión.

ESTRUCTURA Y FUNCIONAMIENTO
La base cuenta con las siguientes dependencias
Casa Principal.
Casa de Emergencia
Capilla.
Casa Museo Moneta.
Casa "Omond House"
Laboratorio de biología
Estación sismográfica
Casa Pampa (Radio EGA)
Usina Nº 1
Usina Nº 2
Casa Variómetro
Depósito de Lubricantes, Gas y Baterías
Galpón Nº 1 (Frigorífico - Despensa)
Galpón Nº 2 (Taller - Garage - Despensa)
Galpón Nº 3 (Ferretería - Máquinas - Electricidad)
Pañol de Pintura, etc.
ACTIVIDADES
Se realizan trabajos sobre: meteorología de superficie y de altura, cuenta con una central de pronósticos antárticos; magnetismo, componente vertical y horizontal, cómputos, observaciones y lectura de registros, relevamientos geológicos y localización de sensores; observación visual de auroras; científicos del IAA-DNA realizan estudios glaciológicos, estado del hielo en el mar; en biología, observación de la fauna, trabajos sobre aves y mamíferos marinos y monitoreo de colonias de pingüinos; la actividad geológica y geofísica es discontinua.

Fuente y agradecimiento: Fundacion Marambio.
Escudo de la base: Heraldica Argentina

Base Esperanza

Historia
A fines de 1951, el Poder Ejecutivo a través del Ejército, consideró la factibilidad de concretar el Plan Pujato. A tal efecto, juntamente con el Ministerio de Marina, se resolvió la instalación de una base en Bahía Esperanza.
Numerosas patrullas de reconocimiento y exploración, en diversos rumbos, han permitido el conocimiento y dominio de todo el área jurisdiccional, sobresaliendo la realizada en el año 1962 que unió por modo terrestre esta Base con la “General San Martín” durante el riguroso invierno, atravesando terrenos de difícil transitabilidad. El recorrido de 2.000 Km, se efectuó entre mar congelado, barrera de hielos y sobre glaciares, durante 5 meses. Según palabras de su jefe Teniente Primero Giró Tapper, “… muy superior en dificultades, al asalto triunfal al Polo Sur Geográfico años posteriores”.
En 1978, la presencia de familias inició un período diferente para la Argentina en la Antártida. Se construyeron las primeras casas unifamiliares que fueron el cálido hogar que vio nacer al primer niño antártico del mundo, Emilio Marcos Palma, y a los otros siete que le seguirían.
La instalación, posteriormente, de familias permanentes, originó la creación de una pequeña villa que se la denominó Fortín “Sargento Cabral”.

Actualidad
En la actualidad la Base Esperanza, custodia del ecosistema, es la puerta de entrada a la Península Antártica, facilitando su penetración, reconocimiento y exploración a lo largo de sus costas oriental y occidental como de sus islas adyacentes; permite la interconexión antártica por modo terrestre, aéreo y marítimo. Es un área de especial atractivo científico y se ha convertido en un singular atractivo turístico. Cada verano se incrementa el número de turistas de todo el mundo que visitan la Base.
La Base Esperanza está ubicada en el extremo NE de la Península Antártica o Tierra de San Martín, a los 64° 24´ de Latitud Sur y 57° 59´ de Longitud Oeste, rodeada de imponentes glaciares como el Buenos Aires, Depósito y Arenas, montañas como el Co Taylor, Co Pirámide, Co Flora y el Estrecho Antarctic, dando un marco de singular belleza natural al lugar. Es la más septentrional de las instalaciones que nuestro país mantiene en el Territorio Antártico Argentino.
Desde sus comienzos, las actividades que se desarrollaron en la Base fueron de reconocimiento y exploración, construcción de refugios en la zona, estudios de topografía, meteorología y mareografía, todos ellos tendientes a afianzar la soberanía del País en el Territorio Antártico y dar a conocer nuestra posición ante los demás países del mundo.
La Base cuenta con un laboratorio del Instituto Antártico Argentino (IAA) y estación meteorológica.
Las Actividades Científicas que se desarrollan en ella son:
Glaciología.
Sismología (Convenio con Italia)
Oceanografía (Convenio con EEUU)
Ecología costera
Biología
Geología
Limnología
Mareografía
Las patrullas terrestres de reconocimientos y exploración, el buceo para la recolección de muestras y la navegación en botes neumáticos, complementan esta actividad.
Las temperaturas oscilan durante el verano entre los 0° y 10° C bajo cero, y en invierno entre los 10° y 35° C bajo cero. También se caracteriza por ser una de las zonas más ventosas del planeta, ya que los vientos soplan con mucha violencia y alcanzan velocidades de hasta 350Km/h.
Allí funciona la radio emisora LRA 36 Arcángel San Gabriel, única en toda la Antártida.
Desde 1978 funciona una escuela dependiente del Instituto Dámaso Centeno que posee ciclo escolar completo y que apartir de marzo de 1997 paso a llamarse Escuela Nro 38 “PRESIDENTE JULIO ARGENTINO ROCA”, dependiente de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur en el nivel primario y del Servicio de Educación a Distancia del Ejército, (SEADE) para el nivel medio.

Brinda apoyo a la actividad aérea, marítima y terrestre, mediante la estación meteorológica.
La importancia de su existencia está dada porque representa la puerta de entrada a la Península Antártica; situada frente a una bahía con fondeadero para buques que pueden encontrar refugio en ella; además posee un glaciar adyacente donde puede realizar anevizajes aviones de porte mediano; permite la interconexión antártica; pertenece a la zona de superposición de reclamaciones con Chile y el Reino Unido; y facilita la penetración, reconocimiento y exploración de la Península a lo largo de su costa oriental y occidental como así también las islas vecinas.
Fuente y agradecimiento: Comando Antartico.

Base Antártica Marambio - Fundacion

Isla Marambio, Mar de Weddell (64º14'S 56º38'W)
BASE AÉREA VICECOMODORO MARAMBIO
La isla Vicecomodoro Marambio está situada sobre el mar de Weddell, muy cerca del extremo norte de la península Antártica entre los 64º12'30”S 64º19'30”S y 56º34’W 56º55'W. Es una meseta generalmente libre de hielos en la parte sudoeste. Descubierta por la Expedición Británica del capitán James ROSS en 1843, al extremo noreste de la isla lo denominó cabo Seymour. Más tarde, en 1892-93, el capitán noruego Carl Anton LARSEN descubrió la naturaleza insular del accidente.
A partir de 1956, se denomina Vicecomodoro Marambio. Su actual nombre constituye un homenaje al piloto de la Fuerza Aérea Argentina, Gustavo Argentino MARAMBIO, que el 01-DIC-1951 y a bordo de un avión Avro Lincoln, denominado "Cruz del Sur" despegó desde Río Gallegos con rumbo a la base San Martín en bahía Margarita, en la que arrojó correspondencia y elementos de supervivencia. El Vicecomodoro MARAMBIO falleció el 12-OCT-1953, en un accidente de aviación en la localidad de Mugueta, Santa Fe.
La creciente actividad que la Argentina desarrollaba desde 1940 creó la necesidad de contar con una pista de aviación operable durante todo el año para aparatos con ruedas. El vuelo del Vicecomodoro Olezza hasta el Polo Sur y a la estación científica en McMurdo (de los Estados Unidos) y los operativos realizados desde la base Matienzo, ponían en evidencia que una pista favorecería el trabajo y las comunicaciones dentro del sector.
La Fuerza Aérea Argentina se abocó a la búsqueda de un terreno apto para montar un aeropuerto y la isla Vicecomodoro Marambio se presentó como una posibilidad, por la falta de obstáculos para la maniobra de aviones en una dilatada meseta y la carencia de una cubierta de hielo permanente sobre la misma.

El 25-NOV-1968, dos helicópteros que operaban desde el rompehielos ARA General San Martín (Q4) descendieron en la meseta de la isla. Enrique PESSANA, Mario OLEZZA, Julio A. DOMÍNGUEZ y el ayudante geólogo de la División Antártida de la Fuerza Aérea Argentina, René Edgard DALINGER, apreciaron su aptitud.
El 30-AGO-1969, un grupo de trabajo denominado "Patrulla Soberanía" de la Fuerza Aérea Argentina ocupó la isla, con los elementos necesarios para la construcción de la pista. Inicialmente habilitada tenía 300 m de largo en un terreno libre de obstáculos. La tarea que demandó tres meses de trabajo culminó cuando un avión deHavilland-Canada DHC-2 Beaver, matrícula P-03 decoló de la Base Matienzo y aterrizó en la pista. Fue el primer avión que aterrizaba en el lugar, con el tren convencional de ruedas. El acontecimiento fue registrado con el transporte de piezas de correspondencia que recibió matasellos alusivos. Antes que finalizara octubre, se alcanzaron los 800 m de pista señalizada con pintura y largas hileras de piedras, y se abrió una "playa de estacionamiento de aviones".
El 29-OCT-1969 un avión Fokker F-27 Friendship, matrículo TC-77 de la Fuerza Aérea Argentina, partió de Río Gallegos directamente a Marambio tripulado por el Vicecomodoro Erwin Roberto KERN y llevando a bordo autoridades civiles y militares. Fue la primera aeronave que procedente de otro continente, despegaba y aterrizaba en la Antártida utilizando tren de aterrizaje convencional, rompiendo el aislamiento que hasta entonces existía.
Es así como la Antártida dejó de ser un lugar aislado del mundo, dado que a partir de su habilitación, todas las bases antárticas nacionales y extranjeras estuvieron comunicadas entre sí y con el resto del mundo durante todo el año.
Constituyó el hecho más importante de la región en la década de 1960.

FUNDADORES DE LA BASE

Teniente Oscar José POSE ORTÍZ de ROZAS
Teniente Francisco Florencio MENSI
Teniente Mario Víctor LICCIARDELLO
Primer Teniente (EC) Américo Osvaldo AUAD
Suboficial Mayor Arturo Rafael GIMÉNEZ
Suboficial Principal Ramón Alberto VELÁZQUEZ
Suboficial Principal Aníbal César Clementino KLOCKER
Suboficial Ayudante Castor Eustaquio AYALA
Sargento Ayudante (EA) Lucas Feliciano SORIA
Suboficial Auxiliar Juan Carlos LUJÁN
Suboficial Auxiliar Omar Juan AIMARETTI
Cabo Principal Alberto Oscar GALLARDO
Cabo Principal Hugo Adolfo FERRARI
Cabo Primero Luis Facundo FIORAMONTI
Cabo Primero José Luis CORTELEZZI
Cabo Primero Daniel Enrique TIMO
Cabo Primero Adolfo SISSOY
Cabo Primero José Oscar MEDINA
Cabo Primero Miguel Ángel MIGNANI
Cabo Primero Wbaldo Salvador GARCÍA
Cabo Primero Carlos Alberto SCHENONE

FUERZA AGREGADA
Se sumaron a la Patrulla Soberanía después en la Campaña de Verano:
Sargento Primero (EA) Rubén MAKINISTIÁN
Suboficial Principal Enrique J. CANDELA

Personal de la Base Esperanza, de apoyo durante la Campaña de Verano:
Sargento Primero (GN) Alejandro Alfonso VILLA
Subayudante Primero (PNA) Horacio Paulino QUESADA
Sargento (EA) Gabriel Horacio LUQUE

TenienteOscar José POSE ORTÍZ de ROZAS
TenienteFrancisco Florencio MENSI
TenienteMario Víctor LICCIARDELLO
Primer Teniente (EC)Américo Osvaldo AUAD
Suboficial MayorArturo Rafael GIMÉNEZ
Suboficial PrincipalRamón Alberto VELÁZQUEZ
Suboficial PrincipalAníbal César Clementino KLOCKER
Suboficial AyudanteCastor Eustaquio AYALA
Sargento Ayudante (EA)Lucas Feliciano SORIA
Suboficial AuxiliarJuan Carlos LUJÁN
Suboficial AuxiliarOmar Juan AIMARETTI
Cabo PrincipalAlberto Oscar GALLARDO
Cabo PrincipalHugo Adolfo FERRARI
Cabo PrimeroLuis Facundo FIORAMONTI
Cabo PrimeroJosé Luis CORTELEZZI
Cabo PrimeroDaniel Enrique TIMO
Cabo PrimeroAdolfo SISSOY
Cabo PrimeroJosé Oscar MEDINA
Cabo PrimeroMiguel Ángel MIGNANI
Cabo PrimeroWbaldo Salvador GARCÍA
Cabo PrimeroCarlos Alberto SCHENONE

FUERZA AGREGADA

Se sumaron a la Patrulla Soberanía después en la Campaña de Verano:
Sargento Primero (EA)Rubén MAKINISTIÁN
Suboficial PrincipalEnrique J. CANDELA

Personal de la Base Esperanza, de apoyo durante la Campaña de Verano:
Sargento Primero (GN)Alejandro Alfonso VILLA
Subayudante Primero (PNA)Horacio Paulino QUESADA
Sargento (EA)Gabriel Horacio LUQUE

La base Marambio se destacó como un punto clave, al realizarse el primer vuelo transpolar intercontinental que un avión de la Fuerza Aérea Argentina efectuó en diciembre de 1973.


Fuente y agradecimiento: Fundacion Marambio.

Base Cámara

Isla Media Luna, bahía Luna, archipiélago Shetland del Sur
DESTACAMENTO NAVAL TENIENTE CÁMARA
Durante la Campaña Antártica 1952-53 una de las principales misiones de la Fuerza de Tareas Antárticas, en ese entonces comandada por el Capitán de Navío Rodolfo N. PANZARINI fue la de establecer un nuevo destacamento naval en la zona de las islas Shetland del Sur.
Así es que en la isla Media Luna -dentro de la bahía Luna, isla Livingston- fue levantado el Destacamento Naval Luna, en los 62º36’S - 59º54’W y emplazado sobre roca a 22 metros sobre el nivel del mar.
Oficialmente fue inaugurado el 1º de abril de 1953 por el gobernador de Tierra del Fuego, Contralmirante Carlos SUÁREZ DÓRIGA.
 Posteriormente recibió el nombre de Destacamento Naval Teniente Cámara, en memoria del oficial de la Armada Teniente de Fragata Aviador Naval Juan R. CÁMARA, fallecido en un accidente en caleta Potter el 16 de enero de 1955.
Fue clausurada en la Campaña Antártica de Verano (CAV) de 1959-60 y reabierta en diciembre de 1988, sólo para campañas de verano.
En esta base tuvieron lugar las siguientes actividades científicas: observaciones meteorológicas de superficie (SMN); entre 1987 y 1994 personal de la DNA-IAA hizo estudios de oceanografía física y geocronología: geología costera (MP); entre 1992-96 biología trabajó sobre aves y en ese mismo período, gestión ambiental se ocupó del análisis de la actividad turística.
La temperatura media anual es de -2,9ºC; el 12 de agosto de 1954 fue registrada una mínima absoluta de -30ºC.
Con respecto a sus instalaciones, cuenta con una casa-habitación, casa de emergencia, galpón hangar, un galpón para depósito y frigorífica.

Destacamento Naval Decepcion

Bahía 1º de Mayo, puerto Foster, isla Decepción, archipiélago Shetland del Sur
62º59'S 60º41'W
DESTACAMENTO NAVAL DECEPCIÓN

La isla Decepción, donde la Argentina instaló un destacamento naval el 25 de enero de 1948, tiene particularidades excepcionales, por su origen y características propias de una caldera volcánica.
Su aspecto es el de un cinturón montañoso que aloja en su interior una profunda entrada de mar denominada Puerto Foster, al cual se accede por un estrecho paso denominado Los Fuelles de Neptuno.
La isla, a causa de sus áreas de suelos calientes y sus fumarolas, suele avistarse envuelta en un sudario nuboso que le confiere un aspecto misterioso que sorprende a los viajeros.
Las aguas interiores de Puerto Foster están rodeadas por un hermoso paisaje con acantilados, estratos coloreados de tobas, altos picos como los montes Irízar y Campbell, y varias lagunas de aguas templadas de un llamativo color verde.
La temperatura media anual (durante 12 años aproximadamente) ha sido de -3ºC; la máxima absoluta se registró el 19-ENE-1955 y fue de 10ºC y la mínima absoluta del 21-AGO-1952 de -30ºC.
Puerto Foster fue refugio de balleneros y foqueros, hasta que la Segunda Guerra Mundial puso fin a la actividad en la región.
El 8 de febrero de 1942, el veterano "1º de Mayo", al mando del Capitán de Fragata Alberto J. ODDERA, fondeó en Decepción para depositar un cilindro con documentos que fueron el primer mensaje de soberanía dejado por la Argentina en el sector antártico.
Las erupciones de los años 1967, 1969 y 1970 atrajeron de nuevo la atención internacional sobre la isla, los orígenes de cuyo extraño nombre aún no fueron aclarados.
Una versión muy difundida asegura que el nombre "Decepción" fue aplicado por primera vez por el Capitán Bellingshausen (Expedición Rusa 1819-21). El nombre actual es traducción.
Por el seguro abrigo que brinda a los barcos, Decepción fue uno de los mejores puntos de apoyo con que contaron los buques de la Armada desde el principio mismo de nuestras actividades antárticas.

INSTALACIÓN

En la Campaña Antártica 1947 se inició la construcción del Destacamento Naval Decepción en la bahía 1º de Mayo y quedó inaugurado el 25 de enero de 1948; fue ubicado en los 62º55'S y 60º46'W y emplazado sobre roca a 8 metros sobre el nivel del mar.
En Decepción funcionó una estación y un observatorio meteorológico, agregándose en 1950 un sismógrafo y en 1951 una estación ionosférica.
Esta base, contó con una casa-habitación grande de dos pisos, construida con material antisísmico y estuvo ocupada desde su fundación hasta 1967.
El 4 de diciembre de ese año una erupción volcánica producida en la isla aconsejó su evacuación.

ACTIVIDADES

A partir de entonces se la ocupa para estudios y geología básica, palcomagnetismo y vulcanología que fueron iniciados durante la CAV 1967-68 por una comisión del Instituto Antártico Argentino conjuntamente con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. En 1993 se creó el Observatorio Vulcanológico Decepción. Las actividades del Observatorio incluyen tareas de monitoreo sísmico permanente, de gravimetría y magnetometría, controles termométricos anuales de fumarolas y suelos calientes; muestreos y análisis químicos en el terreno de gases fumarolianos, controles de la deformación del terreno, etcétera.
En la isla existe una placa conmemorativa indicando la ubicación de un cementerio donde unos 40 balleneros noruegos fueron sepultados en la primera mitad del siglo XX y destruido por la erupción volcánica de 1969.

TOPÓNIMOS DE LA ZONA

Caleta Ballenero
Fue una base de operaciones de los balleneros en el siglo pasado; existen ruinas de la factoría Hektor y un pequeño cementerio.

Monte Campbell
Recuerda a un oficial de la aviación naval que efectuó el relevamiento aerofotográfico de la isla en 1948 y falleció en acto de servicio.

Puerto Foster
Topónimo en homenaje al Capitán inglés que trabajó en el lugar en 1829 realizando observaciones sobre magnetismo y gravimetría.

Monte Irízar
Elevación cercana al destacamento argentino, bautizado asÍ por Julián IRÍZAR Capitán de la corbeta "Uruguay", en el viaje de rescate a la expedición de NORDENSKJÖLD.

Bahía Telefon
Apareció por primera vez en una carta de la expedición de Charcot; recuerda a un buque de salvamento que se refugió allí en 1909 para ser carenado.

Fuente y agradecimiento: Fundacion Marambio.

Base Aérea Teniente Benjamín Matienzo

El nunatak Larsen, es parte de un grupo denominado Foca, en la barrera de hielo Larsen. La morfología y cambios recientes de la barrera fueron investigados mediante sensores remotos.
Este grupo de nunataks es de origen volcánico y se extiende a lo largo de unos 45 km.
El nunatak Larsen mide algo menos de 1800 m de largo y tiene unos 300 m de alto.
Allí se habilitó el 15 de marzo de 1961, la entonces base conjunta Teniente Matienzo (64º58'S y 60º08'W), fruto de la acción combinada del Ejército y Aeronáutica, que realizaron la operación en pleno invierno partiendo de la base Esperanza.
El jefe de los trabajos fue el Capitán Ignacio CARRO que dirigió el movimiento de aviones y vehículos con orugas para transportar desde la base Esperanza 240 toneladas de carga.
A fines de 1962 descendió en Matienzo, un avión para dar comienzo a la primera operación de gran envergadura de la aeronáutica en la Antártida.
Allí se inició la Operación Sur, cuyo comandante fue el Capitán Mario Luis OLEZZA al mando del avión Douglas C-47 (TA-33). La misma consistía en arribar al Polo Sur y luego seguir hasta McMurdo. Este primer intento fracasó al incendiarse el aparato. El plan pudo concretarse en 1965.
En 1964 la base quedó bajo jurisdicción de la Fuerza Aérea, que mantuvo desde entonces, una dotación de aviones hasta su clausura como base permanente en el verano de 1972/73.
La temperatura media anual es de -11,6ºC. La máxima absoluta se obtuvo el 16 de marzo de 1965 con 13,1ºC y la mínima absoluta el 5 de agosto de 1964 con -44,4ºC.

ACTIVIDADES

A lo largo de 1964 se cumplió un extenso programa de observaciones meteorológicas y climatológicas; se estudió el estado glaciológico de la ruta Matienzo-Esperanza y del canal costero entre la isla Robertson y los 72º30'S. Se hicieron relevamientos topográficos y aerofotográficos de la barrera de hielo Larsen.
En 1965, desde la base se lanzaron dos cohetes Gamma Centauro fabricados por la Fuerza Aérea y dos globos sonda equipados para la medición de rayos X. Los lanzamientos estuvieron a cargo del Instituto de Investigaciones Aeronáuticas y Espaciales en colaboración con la Universidad Nacional de Tucumán.
El 29 de julio de 1968 partió un aparato Beaver P-05 que rescató a un enfermo de la base inglesa de islas Argentinas; estuvo tripulado por el Capitán Julio F. LUJÁN, los primeros Tenientes Oscar POSSE y Eliseo ITURRIETA, médico y el mecánico José B. DÍAZ, que cumplieron un operativo muy riesgoso en cuyo curso se perdió el avión debiéndose postergar la evacuación hasta que el rompehielos ARA "Gral. San Martín" pudo acercarse a la zona.

FACILIDADES

La base Matienzo cuenta con: alojamientos, depósito de material, edificio usina, plataforma de combustible y helipuerto.
Utiliza helicópteros Bell 212 para abastecimiento y despliegue de científicos; y posee un sector para anevizaje 1500 m al sur de la base. Periódicamente un avión DHC-6 se ocupa del traslado de personal y carga así como de la evacuación de residuos.
En materia de preservación y recuperación del medio ambiente realiza remoción de residuos históricos, concentración y clasificación, acondicionamiento y compactación para su evacuación.
Personal científico y técnico del Instituto Antártico Argentino utiliza parte de sus instalaciones para actividades en invierno-primavera. Es el punto de partida a la barrera de hielo Larsen/península Jason. El servicio Meteorológico Nacional por otra parte, efectúa el seguimiento de las masas de hielo, radiación solar y parámetros atmosféricos.
Actividad científica: observaciones meteorológicas, nivológicas y auroras, relevamientos aerofotográficos, estudios sobre geología, geofísica (medición de gravedad y magnetismo), geodesia satelital, oceanografía. En glaciología física el Proyecto Larsen estudia el retroceso y desintegración de la barrera de hielo Larsen mediante el análisis de imágenes satelitales, posicionamientos GPS y datos de terreno para investigar la interacción hielo-clima en zonas de cambios climáticos.

DOTACIÓN FUNDADORA DE LA BASE
PERSONAL DEL EJÉRCITO ARGENTINO

Capitán Ignacio CARRO
Médico Dr. José D. OVIEDO
Teniente Abel C. BALDA
Suboficial Mayor Delfín H. DÍAZ
Suboficial Principal Yácomo BRANCHIFORTE
Sargento Ayudante Silvano CORBALÁN
Sargento Primero Roberto CARRIÓN
Sargento Primero Roberto MARINO
Sargento Primero Miguel VERÓN
Sargento Ariel C. BOURNISSEN
Sargento Ramón VILLAR
Sargento Juan PROCHI
Sargento Héctor I. PASTRANA
Sargento Edmundo F. SOSA
Sargeno Carlos G. BULACIO
Sargento Ramón M. MÉNDEZ
Cabo Primero José CACCIATO
Cabo Primero Oscar R. ALFONZO
Cabo Marcelo L. ANDRADE
PERSONAL DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA
Teniente Eduardo CANOSA
Teniente Héctor R. GILOBERT
Teniente Julio F. LUJÁN
Suboficial Principal Pedro M. RÍOS
Suboficial Principal Rodolfo PACHECO
Suboficial Ayudante Juan C. NASONI
Suboficial Ayudante Alfredo L. VILLALBA

Base Melchior, fundacion

Se establece en el Sector Antártico Argentino el Destacamento Naval Melchior. Estaba ubicado en la isla Observatorio a 64º 19' 42 S. y 62º 59' W.
Se inaugura en la isla Observatorio, archipiélago Melchior, el Observatorio Meteorológico Melchior, obra largamente acariciada que se concreta junto al Destacamento Naval, constituyendo la primera avanzada de la Armada en plena Antártida.
LOS ANTECEDENTES

En enero de 1942 partió en Buenos Aires el transporte de la Armada "1º de Mayo", al mando del Capitán de Fragata Alberto J. ODDERA, para estudiar el litoral occidental de la península Antártica, en especial el área de las islas Argentinas y de Melchior. En estas se levantaron un faro y una baliza ciega.
El archipiélago fue visitado nuevamente al año siguiente, continuándose con el trabajo cartográfico y se reportó el faro. La zona no registró mayores novedades hasta que en 1946 la Comisión Nacional del Antártico patrocinó nuevos viajes de exploración. En una resolución del 2 de octubre de ese año declaro que "era conveniente ocupar con nuevos observatorios o estaciones científicas ciertas regiones de las tierras antárticas".
Tras una compleja serie de gestiones culminaron los preparativos de una expedición que zarpó hacia el S en enero de 1947, al mando del Capitán de Fragata Luis M. GARCÍA, integrada por los transportes "Patagonia" y "Chaco", los patrulleros "King" y "Murature", el buque-tanque "Ministro Ezcurra" y el ballenero "Don Samuel".
El ballenero "Don Samuel", contratado a la Compañía Argentina de Pesca y comandado por el Teniente de Navío Jorge R. PISSANI REILLY, realizó muchas barridas a lo largo de la costa en viajes de observación. En 1947 las islas fueron muy visitadas por buques de distintas naciones.
"El último día de enero de 1947, con un cielo puro y un sol radiante, el viejo "Patagonia" fondeó en Melchior; veterano de las costas australes, con el escaso poder de sus máquinas y un desplazamiento que no llegaba al millar y medio de toneladas, había marchado a la Antártida para completar una brillante foja de servicios…"
"En la punta Gallows fue instalado el campamento hidrográfico y el pilar para el cálculo del punto astronómico; las partidas de triangulación se esparcieron por las islas y el avión se alistó para el trabajo de fotografía aérea…"
"Al sur de Gallows existe una pequeña caleta que forma una dársena natural en la isla Observatorio. La caleta ofrecía un abrigo para embarcaciones menores y la poca profundidad de su boca, una protección contra los grandes trozos de hielo".

(Relatos Antárticos - Capitán E. DÍAZ)

Base del Ejercito Belgrano II

Nunatak Bertrab, Costa Confin (77º 52'S 34º 37'W)

BASE DEL EJÉRCITO GENERAL BELGRANO II
Después de una actividad ininterrumpida de 25 años, la vieja base General Belgrano fue inactivada. Con la finalidad de continuar los programas científicos y mantener la presencia argentina en la zona, el 5 de febrero de 1979 se fundó la base Belgrano II en su reemplazo. El Ejército estudió cuidadosamente la ubicación y las características del lugar para poder continuar los estudios de atmósfera, auroras y meteorología.
  Fue así que se optó por asentar las nuevas instalaciones en tierra firme. En medio de la inmensa extensión de hielo que cubre esa región, sólo se levantan dos pequeñas masas de granito que emergen sobre la nieve: son los nunataks Moltke y Bertrab, avistados por la expedición de Filchner en 1912.
El lugar más apropiado fue el nunatak Bertrab, de una hectárea de superficie, permanentemente libre de hielo.
  Respecto a las condiciones meteorológicas de la zona, es importante mencionar una particularidad: se encuentra a mayor altura y más al S que la base General Belgrano, pero registra temperaturas menos rigurosas que aquella. Se encuentra a 1.300 km del Polo Sur y se caracteriza por tener 4 meses de noche polar y un día de 4 meses. Durante la noche se observan abundantes "Auroras Polares". La temperatura oscila entre los 5° y 48° C bajo cero.
Los antárticos vieron con beneplácito tener un asentamiento seguro. Desde 1955, los hombres que invernaban en la vieja base General Belgrano, estaban viviendo en el interior de túneles excavados en el hielo, hielo que siempre estuvo moviéndose lentamente hacia el mar y que, como finalmente ocurrió, se transformaría en un témpano tabular de los que marchan a la deriva por el océano Antártico.
 El desembarque de los materiales se realizó desde el rompehielos “General San Martín”, en vuelos de helicópteros con los elementos para edificar, equipos diversos, víveres y combustibles.
La base Belgrano II, quedó instalada al S del mar de Weddell, en el nunatak Bertrab en la costa Confín, Tierra de Coats, en los 77º51’S y 34º33’W. Es la estación argentina más austral.
En su zona de influencia, y como signo de nuestro interés por mantener la ocupación de la Antártida Argentina, existían desde mucho antes dos refugios que se montaron en enero de 1976: el Sargento Ayudante Cisterna y el Aviso ARA Comandante Zapiola.

POBLACIÓN
La dotación promedio de la base es de 20 personas.
ESTRUCTURA Y FUNCIONAMIENTO
La base cuenta con las siguientes dependencias:
Enfermería Casino Usina principal y auxiliar Parque automotor Taller automotor Laboratorio (LABEL) Depósitos varios Casa principal con 4 módulos Carpintería Radio
Además se encuentra bajo responsabilidad de la misma el mantenimiento y cuidado del refugio Cisterna ubicado en los 77º52’S y 34º19’W.

Fuente y agradecimiento: Fundacion Marambio.